El sol estropea las cicatrices estimulando la formación de colágeno anómalo y la pigmentación del queloide.

Cicatrices

Una cicatriz es un parche de piel permanente que crece sobre una herida. Se forma cuando el cuerpo se cura después de una cortadura, un raspón, una quemadura o una llaga. Las cicatrices también pueden resultar tras una cirugía donde se corte la piel, infecciones o afecciones de la piel, como el acné. Las cicatrices suelen ser más gruesas, así como más rosadas, rojas o brillantes que el resto de la piel.
La apariencia de las cicatrices depende del tamaño y la profundidad de la herida, su localización, tiempo de curación, edad y la tendencia hereditaria a la cicatrización. Las cicatrices suelen disminuir con el tiempo, pero nunca desaparecen completamente. Pueden aparecer en todas las personas y tipos de pieles. Son infrecuentes en niños y ancianos. Hay una tendencia familiar a desarrollar estas lesiones y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero son especialmente frecuentes en las orejas, el cuello, la parte superior del pecho, espalda y en las heridas en zonas de tensión.

Tratamientos:

Si la apariencia de una cicatriz molesta, hay varios tratamientos que pueden minimizarla. Entre ellos se encuentran la cirugía, la dermoabrasión, los tratamientos con láser, las inyecciones o la eliminación de células muertas con productos químicos y las cremas.

Queloides

Son crecimientos exagerados de tejido cicatricial en el sitio de una lesión de piel que ha sanado. A menudo tiene un aspecto grueso y rugoso que simula un tumor.

Tratamientos de queloides

Los queloides pueden reducir de tamaño a través de:

  • La aplicación de frío (crioterapia)
  • Presión externa
  • Inyecciones de corticosteroides
  • Tratamientos con láser
  • Radiación o extirpación quirúrgica.

En general tanto en el caso de las cicatrices como de los queloides los tratamientos tienen limitaciones por su eficacia, su frecuente recurrencia y los efectos secundarios.

 

Es muy importante que en verano protejamos del sol donde se esté formando la cicatriz o esté ya hecha.

Opción homeopática

La homeopatía es eficaz para el abordaje de las cicatrices hipertróficas, los queloides y las cicatrices dolorosas. Su empleo es útil en la prevención de las cicatrices queloides en aquellas personas con tendencia a desarrollar este tipo de cicatriz antes de cualquier cirugía, en la mejora de la cicatrización de las heridas quirúrgicas y en el tratamiento de las cicatrices dolorosas, hipertróficas y queloides, con la ventaja de que no se han descrito efectos secundarios relevantes asociados a la toma de medicamentos homeopáticos.

 

Fuente: pacientesemergen.com

Dejar un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies