La vuelta al cole puede convertirse en un momento de estrés bastante importante y por ello es crucial que los padres lo sepamos gestionar, entre otros motivos, porque de este modo estaremos dando ejemplo a nuestros hijos, además de por preservar nuestra propia salud.

Es un momento clave tanto para los niños como para los padres porque después de un tiempo de asueto donde los hábitos cambian, volver a la rutina cuesta a todos, pequeños y adultos. Hay que ir introduciéndose en la normalidad de forma pautada, y esto incluye a ambos.

Los padres han de intentar gestionar este periodo de la forma más afectiva posible para que así no se nos acumulen las tareas, que además pueden coincidir con la vuelta al trabajo, lo que también puede conllevar una acumulación extra de tareas.

Podemos planificar cómo vamos a adquirir el distinto material escolar a lo largo de los días previos del inicio del colegio. Sería interesante intentar que los niños participaran en estas compras para despertarles el interés, y al mismo tiempo enseñarles a realizarlas con coherencia y conforme a un presupuesto.

Paralelamente habría que ir introduciendo a los niños en los hábitos de sueño del periodo escolar, por eso es recomendable que una semana antes empiecen a acostarse un poco antes y a levantarse temprano para que vayan cogiendo el ritmo. Eso también ayudará a los padres, que pueden tener trastocados los horarios de descanso también.

La actitud ante la vuelta al cole es un aspecto más que debemos tener presente y que hemos de cuidar. No podemos hacer una tragedia de algo que ya conocemos y que se repite todos los años. Es un elemento más de la cotidianidad que hay que introducir con normalidad, para evitar situaciones indeseables y que al final lo único que hacen es afectar a nuestra salud.

Si a pesar de ello, nos sentimos estresados podemos recurrir a alguna opción que nos ayude a estar más tranquilos. En estos casos, la homeopatía es una alternativa eficaz pues se emplea para el abordaje del estrés y la ansiedad motivados por distintas causas, tanto en niños como en adultos. Un profesional de la salud formado en homeopatía valorará la causa de nuestro estrés junto a las circunstancias que lo han provocado y el entorno que nos rodea, y así evaluar con precisión nuestro diagnóstico y el tratamiento homeopático más adecuado.

 

Fuente: http://conversacionesconbarriguitas.es/artigos/1178

Dejar un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ACEPTAR